HISTORIA DE FRIDA por Vanessa Londres

Era agosto del 2018, y como habitualmente eche un vistazo a Facebook, en la página de SOS Frenchie ve uno el vídeo de una abuelita en muy malas condiciones, acababa de salir de la perrera de la FORTUNA (Madrid) y estaba en casa de una de sus integrantes (Sara García), mientras buscaban casa de acogida para ella.

Frida parecía la gran olvidada en la perrera,una frenchie viejita, que venía muy muy sucia,con una grandísima infección en el oído medio, los oídos cerrados completamente por la suciedad, sus patitas traseras en las que apenas podía sostenerse y su cuerpo famélico agotado.

Sin pensarlo rápido me ofrecí a acogerla, como un poco loca de los gordos que soy no pude contenerme como en otras ocasiones Frida necesitaba una casita y yo estaba ilusionada en dársela.

Nos íbamos a marchar de vacaciones así que quedé con Sara que a la vuelta de esos días vendría a casa.

Estaba contenta y entusiasmada de poder acogerla,de poder cuidarla, mimarla y de trabajar para que saliera adelante.

Pese que algunos pensaban que era una perrita sin futuro la cual iba a morir o habría que ayudarla a ello.

SOS Frenchie apostó por ella, una abuelita muy muy luchadora con ganas de vivir y de comerse el mundo y el pienso, jajaja,es una tragona.

Recibió varios baños para itar toda la suciedad, esa suciedad y ese olor a perrera,a tristeza,a dejadez….todo eso iba a quedar atrás, llegaba ese olor a esperanza,a vida,a alegría….ese olor nuevo de nueva vida.

Recibió atención veterinaria en la clínica colaboradora de SOS Frenchie, con una estupenda veterinaria que puso todo el empeño en que saliera adelante ya que aparte de todo lo anterior también tenía la cara paralizada por la grave infección de oído.

Manos a la obra que entre todos Frida día tras día remontaba, luchaba, crecía en ella su nuevo yo.

Poco a poco la infección fue desapareciendo gracias al antibiótico, su pelito se veía brillante y sus huesitos iban siendo menos y daban lugar a que sus patitas se sostuvieron.

Al cabo del tiempo Frida fue esterilizada, y se le hizo una limpieza profunda del oído medio, su recuperación dejaba a todos con la boca abierta.

Esa ancianita medio moribunda que salió de la perrera había desaparecido y daba lugar a que toda la lucha y la esperanza habían dado su fruto y hay estaba ella guapísimaaaa, y recuperada,desprendiendo vida,ganas de dejar todo aquel pasado atrás.

Frida se había hecho grande por dentro y por fuera era una nueva abuela, luchadora y fugaz.

Había superado todo lo malo y conseguido sobrevivir,es una perrita que desprende mucha vida,nunca se queda ahí, puede caer una y mil veces pero siempre se levanta.

Es un ejemplo de lucha y superación.

Pasaron los meses,y un día Sara me pregunto si ponían a Frida en adopción o si la queríamos para siempre.

La respuesta fue inmediata Frida ya era parte de nuestra familia, su esfuerzo era nuestro esfuerzo,su aliento por haber salido adelante fue nuestro aliento, no queriamos tuviese más cambios y dónde iba a estar mejor que con nosotros y con sus hermanos perrunos que bien la aceptaron como una más.

La decisión estaba tomada y se lo comunique a Sara.

Frida la abuelita de SOS Frenchie, esa abuelita por la que apenas nadie apostaba había salido adelante y tenía una familia para siempre.

SOS Frenchie nunca miro a otro lado,apostó por ella,no le dieron la espalda y aunque parecía muy difícil ellas la ayudaron desde el principio hasta el final de su recuperación.

De todo esto ha pasado más de un año,aunque lo recuerdo como si fuera ayer y aki sigue Frida feliz muy feliz, disfrutando del sol, de la luz,de la comida (es muy glotoncilla), del cariño, del amor,de lo bueno que le está tocando vivir porque todo lo malo ya pasó.

Dicen que hay perritos especiales y Frida a sus 12 años lo es, una abuelita especial que cuando te mira te hace pensar que uno a de ser valiente y levantarse cuando caiga, que hay que seguir adelante y dejar lo vivido atrás y apostar por una vida nueva.

Quiero dar las gracias a SOS Frenchie, en especial a Sara por confiarme a Frida y por confiar en mí en darme esa oportunidad que tanto tiempo yo llevaba esperando y que finalmente llegó dándome una enorme ilusión y poniendo a Frida en nuestras vidas.

Frida nos dice Carpe Diem Forever.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *