Pimky, una frenchie muy primorosa

¡Buen martes a todos y todas! Hoy toca compartiros las historias con final feliz de nuestros gorditos.

Esta vez os presentamos la historia de Pimky.

Poco recuerdo de mi vida anterior. Recuerdo estar de un sitio para otro, en manos de unos y de otro y siempre criando, una vida dura y con pocas o ningunas atenciones veterinarias.

Mi chip fue cambiado de nombre hasta en tres ocasiones en tres ciudades diferentes de España.

Al final una día lluvioso una chica me dejo en una asociación de Lucenas y allí me quede yo solita y sin rechistar con los demás perros. Yo pensé que nadie querría a una perrita mayor, no recuerdo mi edad pero dicen que más de 8 años, con lehismania, un ojito mal, artrosis y sarna…..¡¡¡menudo plan!!!

Pero me equivoque.

Los chicos de la asociación comenzaron a darme mi tratamiento para luchar contra la lehismania y me querían mucho, tanto que decidieron que lo mejor para mí era salir de allí y mandarme a una casa de acogida. Esa fue la primera vez que escuche el nombre de Sos Frenchie y así tras casi seis meses di con mis huesos otra vez en Madrid.

Llegue a mi nueva casa de acogida un miércoles tras haber estado encerrada en un trasportín 24h……hay que ver estos de las agencias de transporte……..con mi edad y que me hagan estas cosas…pero bueno ya estaba en mi casa de acogida que sería mi casa ya para siempre.

Lo decidí nada más llegar, me pensaba quedar y ahora tenía que hacérselo saber a mis futuros papis y a la cosa negra y loca (Cayetana) que ya vivía allí, así que me puse manos a la obra y comencé a hacer lo que mejor se, dar besos, lametones y cariño a todo el mundo.

El primer mes fue duro, tenía toda la espalda en carne viva y sangre, también tuve problemas con la tripita y no hacia caca. Aunque estaba malita, con picores y dolores eso no consiguió hacer cambiar mi carácter y les demostré de lo que soy capaz…..¡¡¡capaz de darte treinta lametones de una sentada y dejarte la cara to llena de babas!!!

La vete de Sos Frenchie Alicia (aunque ella no lo diga sé que soy de sus preferidas por que se preocupa mucho por mí y me trata con mucho cariño) se puso enseguida manos a la obra y tras dos meses de tratamiento me fui poniendo mejor. ¡¡¡A día de hoy ya no tengo sarna y la lehismania está controlada!!!

Pasaban los días y los meses y yo seguía con mi plan hasta que llegó la navidad y las chicas de Sos frenchie llamaron a mis papis de acogida para decirles que tenia casa de adopción en Galicia. Tras oír esto ellos supieron enseguida que no estaban dispuestos a dejarme ir jajajjaj mi plan había funcionado y les había engatusado o mejor dicho enperrusado para quedarme para siempre con ellos y con mi nueva hermana Cayetana.

Ahora disfruto de mis paseos, mis largas siestas con mi mami que tampoco le gusta dormir y soy muy muy feliz. Ya se acabo lo de criar porque me han operado y me siento muy bien, mis papis dicen que hasta he rejuvenecido y que ando un poco loca. Ya nunca mas tendré bebes y ahora me dedico a disfrutar de la vida y de mi jubilación que creo que me la he ganado no os parece?

Gracias a Sos frenchie por todo lo que han hecho por mí. Gracias por dar una segunda oportunidad a un perro mayor con artrosis, lehismania y sarna . Gracias por poner el mismo empeño en rescatar pero mayores o enfermos y darles a todos las mismas oportunidades.

Gracias a todas aquellas personas que se han cruzado en mi camino y entre todos han hecho posible que ahora sea tan feliz.

Como siempre os animamos a compartir vuestras historias, envíanosla junto a una foto a nuestro correo electrónico sosfrenchi@hotmail.com.

¡Hasta la próxima!

4 comentarios en “Pimky, una frenchie muy primorosa”

  1. Me EMOCIONA leer estas palabras… que seguro q a su manera… pimky es lo que diria. Alegra ver que todavía queda gente buena en el mundo! !!!

  2. Sois maravillosos yo quiero poner mi granito de arena en esa hermosa obra salvavidas que hacéis me ofresco casa de acogida vivo en Alzira Valencia teneis mi correo electrónico si me necesitan aqui estoy mi telf 665312765 Norma

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *